Social BIO

Agrega Tu Email

Alimentos

¿Estás tomando demasiada cafeína?

cafeínacafeína

La gente lo primero que hace justo después de despertar, es prepararse su café o té, para lograr obtener esa bebida caliente que nos proporcione energía, para afrontar el resto del día. ¿Qué tienen en común estás dos bebidas?, la cafeína.

Ese néctar de los dioses que nos mantiene despiertos durante todo el día, alrededor del 90 por ciento de las personas consumen cafeína en su dieta diaria.

Y cada vez vemos más productos con cafeína, barras energéticas o bebidas que nos prometen darnos ese impulso para lograr continuar con fuerza en nuestro bendito día.

Anuncios

Hay un firma que se encarga de realizar estimaciones, la misma se llama Mintel, y ellos han proporcionado información en la que aseveran que hay alrededor de un 14 por ciento de bebidas y alimentos que han añadido cafeína, estamos hablando de alrededor de nada menos y nada más que catorce mil productos.

Ya lo dice el viejo proverbio: “Todo en exceso es malo”. Y desde luego la cafeína no iba a ser la excepción, para desgracia de muchos. En la siguiente lista vamos a compartir algunos de los puntos más negros de consumir demasiada cafeína.

1. Si tomamos cafeína a largo plazo puede ser peligrosa

Volvemos al punto que mencionamos en la introducción, la cafeína puede ser buena si se toma con moderación, sin embargo las cosas pueden ser totalmente lo contrario si no se hace.

Por ejemplo El Departamento de Últimas Directrices Dietéticas de Agricultura para los Estadounidenses, dice que consumir 400 mg de cafeína por día, lo que equivale a la cantidad de dos a cuatro vasos de 8 onzas de café puede ser parte de una dieta saludable para los adultos.

Sin embargo La Administración de Drogas y Alimentos dice que 600 mg por día es demasiado.

Cada cabeza es un mundo, pero también lo es cada cuerpo, y lo que para algunos funciona, para otros no tanto, en este caso sucede exactamente lo mismo, la cafeína y la tolerancia que tenemos hacia ella, va a depender en gran medida de como nos sentimos.

Lo explicaré de la siguiente manera, si en nuestro comportamiento empezamos a notar ciertas anomalías como sentirnos nerviosos, ansiosos, como osos (No esta no es cierta sólo una pequeña broma) irritables. Podría causar una producción de orina excesiva o latidos del corazón irregulares.

La investigadora Maggie Sweeney, Ph.D., investigadora postdoctoral en la unidad de investigación de la farmacología del comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. Nos lo explica de la siguiente forma “Ese podría ser el caso, incluso para las personas que utilizan a la cafeína. Y para aquellos que tienen ansiedad o el insomnio, podría empeorar sus síntomas”.

Y con tantos productos en el mercado, podemos incurrir en el error de tomar demasiada cafeína. Sólo basta con imaginar esa primera taza de café que nos saca del estado zombie en la mañana, para posteriormente en el trabajo tomar otra que nos ofrece nuestra querida secretaria, o amiga de trabajo, o… bueno ya me entienden, luego sin siquiera darnos cuenta después del almuerzo nos comemos un pequeño postre en forma de barra y resulta que también tiene cafeína, al final es sencillo superar los 600 mg.

Y es una dosis extremadamente alta, incluso la cafeína puede provocar vómitos, convulsiones, ataques al corazón e incluso la muerte.

Por ejemplo, en 2014 dos hombres jóvenes y sanos murieron después de u8na sobredosis de cafeína pura, en polvo que compraron en línea. Sólo 1 cucharadita contiene la cantidad de cafeína de alrededor de 28 tazas de café. Eso es un ejemplo raro, pero es un recordatorio de los riesgos potenciales de conseguir el exceso de cafeína.

2. De donde la obtienes realmente importa

No nos vamos a engañar la cafeína está presente naturalmente en las semillas, hojas y frutos de muchas plantas, incluyendo el cacao, el café y el té (En su estado puro no infusiones, aunque algunas infusiones si que llevan ¡eh!).

Los alimentos envasados que contienen ingredientes: como el café y extractos de té verde, guaraná kola, nuez, yerba mate, entre muchos otros.

Pero hay versiones sintéticas, que se pueden infundir en la comida y la bebida. Y aunque no hay ninguna diferencia química entre la cafeína natural y sintética, Sweeney dice, los otros ingredientes en el producto pueden interactuar con la cafeína. Por ejemplo, los azúcares o el aminoácido taurina en muchas bebidas energéticas con cafeína producen diferentes efectos en el estado de ánimo y la atención que la cafeína por sí sola. Y, esas sabrosas bebidas dulces o alimentos pueden hacer que consumamos demasiada cafeína y como todo lo rico de la vida, sucederá sin que nos demos cuenta.

3. Nosotros todavía no sabemos todo sobre la cafeína

La cafeína es rápida y completamente absorbida a través de los intestinos, por lo que puede conseguir que vayamos a evacuar en tan sólo 10 minutos. Así que si piensas ir de fashion a beber aquel delicioso café de diseñador, no te sorprendas que termines en el trono, mirando los mensajes de tus impacientes amigas que te dicen: apresurate.

Una vez que la cafeína se dirige al cerebro y bloquea una cascada de señales neurotransmisoras produce somnolencia (¡Perfecto! más horas de estudio para mi exámen final, como siempre dejando todo para lo último, y de verdad necesitas esas 6 horas). Pero no tan rápido amigo, esto también puede traer otros efectos en el cuerpo, tanto positivos como negativos.

Aunque se necesita más investigación, los estudios han indicado que la cafeína podría precipitar y aliviar el dolor de cabeza, aumentar el rendimiento atlético y la memoria, proteger contra la diabetes tipo 2, prevenir el estreñimiento, y exacerbar los sofocos de la menopausia.

4. No beberse toda la cafeína en una sentada

La verdad es que no hay nada mejor que emparejar el café de la mañana con otros alimentos que tal yogur, mantequilla, un poco de pan, tortitas, etc, es mejor un desayuno completo, que tan sólo despertar y tomar café sin nada, aunque a veces por desgracia olvidamos hacer las compras el día anterior debes pensar e ingeniartelas para al menos comer algo sustancioso.

Hay una diferencia entre conseguir 400 mg de cafeína durante el transcurso de un día y consumir esa misma cantidad en una sola ocasión, señala Neal Benowitz, M. D., profesor de medicina en la Universidad de California, San Francisco. Si el nivel de fármaco se eleva demasiado rápidamente en el cuerpo, Benowitz dice, obtendrá una respuesta más intensa. Para evitar un gran golpe, Sweeney aconseja ser consciente de su propia tolerancia. Si comienza a sentirse nervioso o nerviosa, probablemente te pasaste de la línea.

5. Aprender ¿Cuánto contiene un producto?, no es fácil

Esto es una locura, leer las tablas nutricionales, al final ya es una costumbre como una obsesión, ver cuanta sal, azúcar, etc tienen los productos, a veces me alejan de comprar cosas, termino lleno de verduras y vegetales y con un racimo de uvas en el cuello, una versión Bling Bling vegana. De todas formas es una buena practica. Sin irnos al límite del Bling Bling frutariano, claro está.

Actualmente, la FDA requiere que los fabricantes coloquen en las etiquetas de un producto si han añadido cafeína, pero desgraciadamente la cantidad no es requerida.

Y si un producto está hecho con una fuente que contiene cafeína de de forma natural: como el guaraná o el cacao, será incluido en la lista de ingredientes, pero no se requiere ninguna mención de la cafeína en la etiqueta.

La FDA ha aprobado de forma explícita de añadidos de cafeína en un solo producto las colas, pero sobre la base de que, los fabricantes han comenzado a agregar cafeína a otros alimentos y bebidas.

La agencia está preocupada por el aumento de los productos con cafeína, especialmente los comercializados para los niños, y está investigando las posibles consecuencias para la salud de consumir demasiada cafeína.

En diciembre de 2015, la FDA pidió a los fabricantes de mantequilla de maní Steem con cafeína, que había estado en el mercado desde 2014 proporcionar datos sobre la seguridad del producto.

En 2013, Wrigley anunció que no detendría la producción de una línea de gomas de mascar con cafeína después de haber recibido las preguntas de la FDA.

El fabricante Perky Jerky reformuló sus jerkies de carne con cafeína después de que USDA expresó su preocupación en 2010.

Pero por ahora los productos con cafeína son abundantes, y si la tendencia sigue en aumento, quizás en el futuro tengas una bolsa de compras llenas de productos con cafeína, que tal leche con cafeína, cereal con cafeína, etc, etc. Para cuidar nuestra salud, debemos revisar las etiquetas y mirar las fuentes ocultas de cafeína.

Anuncios