Social BIO

Agrega Tu Email

Alimentos

7 sustitutos de la sal perfectos para deliciosas comidas bajas en sodio

Cuando se trata de dar sabor a las comidas, lo más probable es añadir un poco de pimienta y una pizca de sal a los platos para darles más sabor.

Mientras que la sal es un mineral importante que ayuda a mantener nuestro cuerpo funcionando correctamente, también está presente en casi todas las comidas, desde el cereal, hasta en las bebidas deportivas e incluso los postres.

Lo más probable es que el consumo de sal sobrepase los niveles recomendados diariamente, y quizás ni siquiera lo sabes, por lo que añadir esa famosa pizca de sal a nuestros platos, no siempre es la mejor opción.

Anuncios

Eso no significa que los alimentos serán insípidos, sin embargo. Aquí hay siete sustitutos que se pueden utilizar, en lugar de la sal, que además pueden brindarnos resultados sorprendentes, y a la vez una sabrosa comida.

7 sustitutos de la sal.

1. El cardamomo

Esta especia cuenta con un diseño único, y un sabor fragante. Cuando se utiliza en los alimentos dulces o salados, añade un detalle inesperado en nuestra comida.

Esta especia es ampliamente utilizada en la cocina india y asiática, debido a sus grandes sabores, explica The Huffington Post. El sabor único caliente y picante del cardamomo puede añadir un poco de sabor a nuestras comidas, de una manera tan especial, que la sal de mesa ordinaria jamás podría igualar.

También es excelente en pasteles – en lugar de añadir la pizca de sal a sus postres favoritos, añada un poco de cardamomo en su lugar.

2. Las frutas cítricas

Agregando un poco de limón o lima a sus sopas y ensaladas en lugar de sal, les brindas ese golpe inmediato de frescura y sabor.

The Produce for Better Health Foundation sugiere exprimir el jugo de limón fresco y añadir la ralladura de limón a las comidas para un estallido de sabor cítrico.

También puede utilizar limón, naranja, e incluso pomelo. Trate de reemplazar 1 cucharadita de sal en su receta o ¼ de cucharadita de sal, por ½ cucharadita de ralladura y ½ cucharadita de jugo – de esta forma puedes reducir el consumo de sal en gran medida, al mismo tiempo conseguir un plato que tiene un sabor delicioso.

3. Cayena y chile

El Chile y la pimienta pueden agregar calor a un plato, pero de una manera diferente a la salsa picante.

Si buscas en la variedad de platos mexicanos e indios, te darás cuenta que usan mucho la cayena mezclada con un poco de comino o chile en polvo.

La Fundación Británica del Corazón dice que el chile y pimientos se pueden comprar en forma de escamas secas, polvos, o en forma de salsas.

Pero hay que tener mucho ojo, al comprar cualquier salsa, ya que muy a menudo contienen sodio agregado.

4. Mezclas de condimentos sin sal

Si realmente amas la sal y necesitas una gran cantidad de otras hierbas y especias para olvidar que no está ahí, entonces puedes intentar comprar o hacer una mezcla propia condimentos sin sal. WebMD compartió una receta simple que se puede hacer en casa.

Si no quieres perder el tiempo con la compra de tantos frascos, puedes, examinar las mezclas que están disponibles en su tienda de comestibles.

5. Vinagre balsámico

Si estás buscando una manera de bajar el contenido de sodio para dar sabor a las verduras a la parrilla o marinadas de carne, puedes agregar un poco de vinagre balsámico, esta es una excelente opción.

Este vinagre picante es diferente de otros tipos, debido a su sabor, rico y ligeramente dulce. Se combina excelentemente con ensaladas y platos de verduras cocidas.

El sitio Greatist incluso sugiere mezclar con sus proteínas preferidas haciendo una marinada con frutas con infusión de vinagre balsámico, aceite de oliva, ajo en polvo, polvo de mostaza y el jugo de granada. Obtendrás una pieza sabrosa de pescado o de carne con esta mezcla sabrosa, y que ni siquiera requiere de sal.

6. Vino Rojo o Blanco

El vino no es sólo para beber – cocinar con vino tinto o blanco puede añadir una profundidad de sabor a sus proteínas sin ningún exceso de sal.

Better Homes and Gardens sugiere que se añada el vino a una cacerola grande mientras se está cocinando el pollo o pescado, y luego reducirlo para que el sabor se concentre. El Pollo combinado con vino tinto es excelente, y cocinar el pescado en el vino, con ajo y cebolla es otra gran idea.

7. Albahaca

Conocida por su prevalencia en comida italiana, la albahaca es una hierba excelente que tiene dos sabores: picante y dulce.

Gourmet Garden explica que es mejor añadir la albahaca a un plato cuando está a punto de terminar la cocción, por lo que se preserva la frescura de la albahaca (junto con su color verde brillante). La Albahaca va muy bien con los limones, los tomates y el ajo. Los platos italianos la añaden en pastas, pizzas, salsas y aderezos.

Trata de añadir un poco de albahaca fresca a sus platos en lugar de sal para un sabor aromático y fresco.

Anuncios