Social BIO

Agrega Tu Email

DietasEnfermedadesslider

Beneficios de la dieta mediterránea para prolongar nuestra vida

Beneficios de la dieta mediterránea

En Biobeneficios hemos hablado en numerables ocasiones de los beneficios que podemos obtener de la dieta mediterránea.

Si comemos de manera saludable, podríamos agregar muchos años a nuestra vida. La mayoría de los alimentos que son clave para poder vivir mejor y mantenernos más jóvenes son parte de la dieta mediterránea.

Estos alimentos “Anti envejecimiento” reciben muchos elogios, porque tienen una serie de beneficios que son fáciles de comprobar. Entre ellos podemos citar la disminución del riesgo de deterioro cognitivo, demencia y Alzheimer.

Beneficios de la dieta mediterránea

En esta nota compartimos algunos de los puntos positivos de llevar una dieta mediterránea en nuestra vida, de esta manera podremos conservar una mente alerta y prolongar nuestros años. Cuanto antes lo hagas será mucho mejor para tu Salud.

1. La primera pregunta que nos haremos es: ¿Qué es la demencia?

Todos alguna vez hemos oído de algún conocido o familiar, que es víctima de la terrible enfermedad de la demencia, que produce un deterioro cognitivo y cambios cerebrales. Esta enfermedad de la demencia progresa en etapas, algunas veces lo hace lentamente, y otras de manera rápida.

De acuerdo con el medio Healthline, esta enfermedad lo que hace es cambiar el cerebro, y se provoca pérdida de memoria y deterioro en la función cognitiva.

Una persona que sufre de Demencia, le resulta muy difícil recordarse de las cosas, y esto va progresando de manera no reversible, al final se les dificulta incluso comunicarse y pensar con claridad.

La enfermedad empeora a lo largo del tiempo, situación que varia según cada persona.

La enfermedad de Alzheimer es solo uno de muchos tipos de demencia. Aproximadamente del 60 al 80% de las personas con demencia son diagnosticadas con Alzheimer.

2. La segunda pregunta es ¿Quién está en riesgo de sufrir demencia?

Hay muchos factores de riesgo para la demencia, muchos de ellos son prevenibles.

Son los adultos mayores, quienes corren un mayor riesgo.

Según el sitio Alzheimer’s Society, hay dos tipos de factores de riesgo: muchos de ellos se pueden prevenir y otros no se puede.

La vejes y la genética, son factores que no podemos detener, ni prevenir. Tendríamos que cambiar nuestro ADN o detener el envejecimiento, situación que hoy en día es imposible.

Pero no todo son malas noticias, ya que hay factores que sí podemos elegir, para cambiar nuestro estilo de vida. Debemos buscar información y consultar con nuestro médico sobre todas aquellas prácticas que podemos realizar desde hoy para lograr evitar el deterioro cognitivo.

3. La dieta mediterránea podría prevenir o mejorar la diabetes tipo 2

Los cambios en nuestro estilo de vida, pueden lograr que mejoremos nuestra salud, el que se plantea en esta nota, es utilizar la dieta mediterránea, incluso se ha demostrado que puede disminuir o mejorar el riesgo de diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 es el resultado de la resistencia a la insulina, donde su cuerpo no puede usar la insulina adecuadamente.

Hay que prestar atención a los niveles de azúcar en nuestra sangre ya que niveles altos de azúcar, pueden deteriorar nuestro cuerpo, un cambio en nuestro estilo de vida, podría mejorar esos síntomas.

La investigación sugiere que la dieta mediterránea puede ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2 en personas sanas, además de mejorar la resistencia a la insulina en personas con la enfermedad.

4. Gracias a la dieta podrían haber menos muertes por obesidad

Uno de los beneficios más grandes de la dieta mediterránea es que promueve la alimentación saludable, esto desde luego ayuda a la pérdida de peso.

En esta dieta, pilares fuertes de la misma son fomentar la actividad física y se limita el consumo de azúcares y grasas, y esto podría salvar muchas vidas.

El International Journal of Obesity encontró que los participantes con obesidad metabólicamente sanos experimentaron una disminución de las tasas de mortalidad al seguir la dieta mediterránea.

Se pierde mucho peso si comemos bien de manera sana, y además realizamos actividad deportiva, esto ayuda a disminuir todos esos problemas relacionados con la obesidad.

5. Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

Realizar ejercicio y llevar una alimentación saludable, son factores que ayudan a fortalecer nuestro corazón. Es por eso que la dieta mediterránea podría proteger nuestro corazón?

Nuestro corazón amará que utilicemos esta dieta.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, los alimentos que se encuentran disponibles en la dieta mediterránea (Entre ellos nueces y semillas, aceite de oliva, frutas y verduras) se ponen en armonía con los lineamientos saludables para el corazón.

Al consumir estos alimentos tendremos un peso saludable, esto ayuda a disminuir las probabilidades de enfermedades del corazón.

6. Menos posibilidades de desarrollar cáncer de mama

Entre los factores de estilo de vida la alimentación saludable y el deporte, pueden ser beneficiosos para disminuir el riesgo de cáncer de mama.

Algunas investigaciones sugieren que las mujeres posmenopáusicas que siguen una dieta mediterránea son 40% menos propensas a desarrollar cáncer de mama con RE positivo.

Según la American Cancer Society, como muchas otras enfermedades, existen factores de riesgo relacionados con el estilo de vida para el cáncer de mama en las mujeres.

El sobrepeso y la obesidad, la inactividad y el consumo excesivo de alcohol aumentan el riesgo de cáncer de mama. Estás en un riesgo incluso mayor si has tenido hijos o terapia hormonal posmenopáusica.

7. Un resumen de lo que es la dieta mediterránea

Si tuviésemos que describir lo que es la dieta mediterránea, diríamos que se enfoca en los granos integrales, nueces, frutas y verduras. Además las grasas saludables son una parte importante de la dieta mediterránea.

En esta dieta eliminamos los alimentos procesados, además tampoco es que debemos de comer pocos alimentos en esta dieta, simplemente se limita el consumo de grasas saturadas como la carne roja y la mantequilla.

La Clínica Mayo dice que la dieta implica comer principalmente alimentos a base de plantas como frutas, verduras, nueces, semillas, granos integrales y legumbres. También se recomienda usar aceite de oliva, limitar la carne roja y beber vino tinto.(¡con moderación!)Junto con comer pescado y aves de corral y aprovechar las hierbas y las especias para reemplazar la sal.

La dieta es sumamente popular, porque le da mucho énfasis en el ejercicio. Nos indican que debemos hacer deporte regularmente.

Referencias:

  1. The Stages of Dementia“, Healthline.com
  2. Understanding risk factors for dementia“, Alzheimer’s Society.
  3. Mediterranean diet and type 2 diabetes.“, NCBI.
  4. Mediterranean diet and mortality risk in metabolically healthy obese and metabolically unhealthy obese phenotypes“, International Journal of Obesity.
  5. Mediterranean Diet“, American Heart Association.
  6. Mediterranean diet linked to lower risk of one type of breast cancer“, NCBI.
  7. Lifestyle-related Breast Cancer Risk Factors“, Cancer.org