Social BIO

Agrega Tu Email

Cienciaslider

Las lesiones diurnas sanan dos veces más rápido que las heridas sufridas durante la noche

Si te vas a lastimar, trata de hacerlo durante el día. Las heridas parecen sanar el doble de rápido si se mantienen durante las horas diurnas que durante la noche.

Nathaniel Hoyle, del Laboratorio de Biología Molecular en Cambridge, Reino Unido, y su equipo han estado investigando cómo la hora del día afecta la cicatrización de las heridas, después de que descubrieron que los genes en un tipo de células cutáneas se encienden y apagan durante los ciclos diurnos y nocturnos. Estas células, llamadas fibroblastos, ayudan a cerrar una herida después de cortar la piel, y algunos de los genes, cuya actividad varió a lo largo del día, fueron los que ayudaron a controlar este proceso.

Sorprendido por estos cambios de día a noche en la actividad de genes, el equipo decidió analizar los datos recopilados por una unidad especialista en lesiones por quemaduras en la Universidad de Manchester, Reino Unido. Descubrieron que, en promedio, las heridas diurnas cicatrizaban mucho más rápido, en solo 17 días, en comparación con 28 días por quemaduras similares sostenidas durante la noche.

Anuncios

“Descubrimos que lo bien que se cura depende de a qué hora del día está lesionado”, dice Hoyle. “La curación en el día puede ocurrir un 60 por ciento más rápido”.

Células cicatrizadoras en movimiento

Las células cicatrizadoras son más activas durante el día

Luego de un corte en la piel, las células de fibroblastos se precipitan hacia la herida y secretan una matriz que ayuda a las células de la piel a colocarse en su lugar, crecer y curar la lesión. Antes de pasar a los datos de quemaduras, el equipo descubrió por primera vez en experimentos con tejido de ratón que los fibroblastos llegan al sitio de una nueva herida dos veces más rápido durante el período de vigilia habitual de un ratón que durante su período de sueño.

Esto parece ser debido a que un grupo de alrededor de 30 genes son más activos durante las horas de vigilia. Todos estos genes ayudan a controlar la actina, una proteína utilizada por las células fibroblásticas para moverse.

El equipo de Hoyle piensa que la curación puede estar relacionada con el ritmo circadiano en los mamíferos porque es más probable que nos lesionemos durante la parte activa de nuestro día. El hallazgo podría ser útil médicamente, dice Hoyle. Si las drogas pueden engañar a los sitios de lesiones en un estado “diurno”, podrían sanar más rápidamente, por ejemplo.

“Esta investigación se suma a la evidencia acumulada de que la ‘hora del día’ o la ‘ritmicidad circadiana’ son importantes en medicina”, dice Derk-Jan Dijk, de la Universidad de Surrey, Reino Unido. “La pregunta es cómo podemos hacer uso de este conocimiento, y si puede cambiar la práctica clínica y ayudar a los pacientes”.

Referencias:

  1. Daytime wounds heal more quicklyScience Magazine, 2017.
  2. Day cuts heal faster than night onesCosmo Magazine, 2017
Anuncios