Social BIO

Agrega Tu Email

Dietas

La dieta mediterránea es mejor que las estatinas para la lucha contra las enfermedades del corazón

Un estudio halla que las personas que ya sufren de problemas cardíacos tienen un 37% menos de probabilidades de morir si comen una dieta rica en verduras, frutos secos y pescado.

La enfermedad cardíaca es mejor tratada con una dieta de estilo mediterráneo que con los medicamentos reductores del colesterol, así ha sido reivindicado en este estudio.

Un estudio encontró que aquellos que tenían una dieta rica en vegetales, frutos secos, pescado y aceites, eran un tercio menos propensos a morir prematuramente, en comparación con aquellos que comían grandes cantidades de carne roja, como los filetes y la mantequilla.

Anuncios

Hablando en una conferencia mundial en Roma sobre la enfermedad cardíaca, uno de los principales expertos en temas como la enfermedad cardíaca el profesor Giovanni de Gaetano dijo: “Así que ahora la investigación se ha centrado en la población general, que esta compuesta principalmente por personas sanas”.

“¿Qué pasa con las personas que ya han sufrido una enfermedad cardiovascular?, ¿Es la dieta mediterránea también óptima para ellos?”

El estudio siguió a 1.200 personas con un historial de ataques al corazón, derrames cerebrales y arterias bloqueadas durante siete años. Durante ese tiempo, 208 pacientes murieron, el objetivo era medir si las personas más cercanas a una dieta ideal mediterránea eran menos probables a ser parte de las víctimas mortales.

En la conferencia dijeron que los que comían principalmente comida mediterránea durante ese tiempo, eran un 37% menos propensos a morir, durante el estudio que los que estaban más lejos de este patrón dietético, después de ajustar por edad, sexo, clase, ejercicio y demás hábitos.

Anteriormente, los medicamentos para reducir el colesterol como las estatinas se creía que eran el método más eficaz, para combatir las enfermedades del corazón, las principales causas de muerte en el Reino Unido.

Esta nota esta basada en The Guardian.

Anuncios