Social BIO

Agrega Tu Email

AlimentosEstilo de Vidaslider

Algunos consejos para disfrutar la Navidad sin perder la dieta

Chicas la clave esta la moderación

Es época de navidad y nada va a evitar que disfrutemos las fiestas, como decía la gran Elanor Roosevelt: “El propósito de la vida es vivirla, saborear la experiencia al máximo, para llegar con interés y sin miedo a nuevas y ricas experiencias”.

Claro que en estas fechas debemos cuidar nuestro presupuesto, y también evitar todo aquello que nos pueda deprimir.

Tenemos que ser conscientes de mantener nuestra Salud Mental y Estado Físico durante esta Navidad, pero sin evitar disfrutar y reírnos de la vida.

El problema más grande que tiene la navidad, son nuestras múltiples invitaciones a diferentes fiestas y cenas con amigos, allí nos ofrecen pavo, cerdo, tamales, queso, vino, etc. Y en ese momento todo parece muy delicioso, pero todos estos alimentos son un obstáculo para quienes queremos cuidar nuestro peso, vernos más esbeltas y tonificadas para las vacaciones en la playa, y claro, no queremos descuidarnos por una comida.

Pero tranquilízate, no hay razón para estar triste o preocupada, simplemente tenemos que recordar el famoso consejo que nos daba la abuela: “Todo en exceso es malo”. Así que en esta nota compartimos algunos consejos para lograr sobrevivir a la navidad sin alterar nuestra salud.

1. El día de la cena navideña no tengas ningún límite

Esta bien que cuidemos nuestra figura, comiendo con moderación, y bebiendo poco, durante todo diciembre, entonces disfrutemos de la fiesta, al lado de nuestra familia o amigos.

También tenemos que beber lo menos posible, sobretodo si salimos con amigos, establecer roles en cada comida, ¿Quién será el conductor designado?, ¿Saldremos a beber o comer?. Siempre hay opciones cargadas de sabor pero más livianas.

Claro que estos consejos se aplican a todo diciembre menos a la noche de Navidad, allí podemos disfrutar comer cualquier cosa (Y beber con moderación bebidas alcohólicas). Es una forma de premiar nuestra disciplina el resto del mes. Y algo muy importante es que los familiares o amigos se lleven la comida que sobre, para no verse en la tentación de seguir comiendo mal los próximos días.

Sobre todo los dulces y postres que suelen sobrar, compra botas de lana y llénalas para dar un bonito detalle a tus seres queridos.

Sé que es una tarea difícil pues, hay muchos chocolates y dulces, que amamos y nos dolerá despedirnos de ellos, pero si no lo hacemos, nos podrá pagar una gran factura.

2. Debemos poner orden en nuestra cocina, adiós a los dulces, y bienvenidas las verduras

En estas fechas recibimos regalos de muchas personas, a veces nuestras alacenas explotan de comidas que realmente están cargadas de azúcar y sal. Muchos dulces, postres y golosinas.

“Según una encuesta reciente, la dieta es el factor desencadenante más común de la culpa cotidiana para las mujeres del Reino Unido, seguida de cerca por la condición física. El mayor problema con la culpa es que puede hacernos sentir desesperanzadas y desinfladas”.

Desde luego el no tener moderación, provocará que se genera un sentimiento de culpa tremendo, cada vez que nos atragantemos de deliciosa comida. La tentación es el gran problema.

Entonces hay que elaborar reglas estrictas, como por ejemplo remover todas las golosinas, y sólo comprar el día de la fiesta navideña. Si un día nos comemos un pastel navideño, al otro día podríamos colocar muchas verduras para lograr equilibrar la balanza.

Comamos alimentos nutritivos, un buen desayuno con yogurt natural, frutas, muchas ensaladas y sopas, todo aquello que pueda alimentar nuestro cuerpo y cerebro.

El efecto mental es muy peligroso cuando empezamos a creer que una sola comida, puede convertirnos en gente obesa, si por algún motivo comimos mal un día, al día siguiente debemos tomar mucha agua, y comer muy bien. Es buscar el equilibrio sin dejarnos vencer por las tentaciones.

3. Debemos movernos mucho, caminar, bailar, correr

Debemos mover el esqueleto, si vamos a salir y tenemos la oportunidad de bailar, no dudemos en realizar esa divertida y a la vez saludable acción.

Tampoco seamos perezosas, si podemos caminar en lugar de pedir un Taxi, hagamoslo, lo mismo si trabajamos en algún edificio y nuestra oficina queda en un piso cercano, utilicemos las escaleras. Recuerdo cuando estaba en la Universidad de apenas 5 pisos, y muchas de las chicas utilizaban siempre el ascensor, a veces un pequeño cambio puede reflejarse en un beneficio para nuestra salud.

Además de los ya conocidos tips que nos permiten quemar un poquito de grasa, también podemos acudir a realizar deporte en el gimnasio.

Otra actividad interesante es poder salir con nuestros hijos, ya sea a dar una caminata, o a algún museo en donde tengamos que movernos para disfrutar del lugar.

Evitemos estar vegetando en un sofa o frente al ordenador, esta es una época feliz dejemos que la felicidad invada nuestro cuerpo.

Por último agregar que también ir a un Centro Comercial o disfrutar de un desfile, pueden ser actividades muy saludables que nos obligarán a movernos.

4. Debemos planear lo que haremos durante estas fechas

La Dra. Kelly Johnston, jefe de nutrición e investigación en LighterLife:

“Es la época del año en que es fácil darse el gusto: un pastel de carne picada, una copa de vino, unos deliciosos bombones, sí, parece mucho cuando se mira desde un punto de vista calórico. Sin embargo, para contrarrestar esto, todo lo que necesita hacer es tomarse un tiempo para pensar sobre las cosas y planificar el futuro. Si sabe que va a salir a cenar, planifique alimentos saludables durante el día y cumpla con su plan. Si es un fin de semana pesado, come bien y haz ejercicio durante la semana”.

Nuevamente se trata de lograr un equilibrio entre lo que comemos y esas pequeñas tentaciones, como bien dice la Dra. Kelly tenemos que lograr anticiparnos a los hechos planeando nuestro día, si sabemos que en la noche saldremos a comer golosinas, en el desayuno y almuerzo debemos comer muchas frutas y verduras, de esta forma logramos un equilibrio, que se adecuará a nuestra dieta para no pasarnos de la raya.

5. Disminuir el alcohol y en caso de tomar remplazar los cócteles

Muchos de los cócteles son tentadores en estas fechas, el problema es que usualmente estan cargados de azúcar y leche, que termina por arruinar nuestra dieta.

Lo mejor es evitar el beber por completo, pero si salimos con amigos y nos es inevitable hacerlo, lo mejor es tratar de eliminar todos los cócteles cremosos, y vodka. En su lugar pedir una pequeña copa de vino con agua mineral saborizada sin azúcar.

Otro truco que nos cuentan algunas chicas es tener un objetivo como lograr ponerse un vestido de una o dos tallas menores, de esta forma el fin de mes podrás disfrutar de verte hermosa frente al espejo y lucir este atuendo.

6. Tengamos nuestro momento de intimidad en Navidad

Muchas veces pensamos que diciembre es una fecha para salir prácticamente todos los días, y también es bueno dormir, disfrutando de nuestros momentos a solas, si tenemos pareja disfrutar del sexo regularmente.

Además nuestro cuerpo necesita descansar para lograr reducir el apetito, el sueño controla la hormona leptina, y aumenta la hormona grelina, diciéndole al cuerpo que necesita comer, y en estas fechas, con tantos alimentos engordadores a la vista, necesitamos nuestro tiempo para descansar y sentirnos llenos.

7. La comida es sólo comida, es que no hay más

Dejemos de lado esa sensación placentera que da el estar comiendo sin moderación, y pensemos en la comida como nutrientes para nuestro cuerpo. Podemos salir divertirnos, no siempre tenemos que comer bocadillos o dulces.

Además todos estos alimentos se venden durante todo el año, lo que sucede es que en estas épocas los vemos en enormes cantidades, porque los comercios estan pensando en abastecer los caprichos de las familias.

Nosotras podemos dejar de comer papas fritas o dulces, e igualmente disfrutar al ver una película, o escuchar una opera. No hay necesidad de picar en estos eventos sociales.

Es más importante disfrutar de una salud todo el año, que perderla por apenas un mes de caprichos.

8. Nunca debemos comprar nuestra comida navideño antes de la fechas

Los negocios empiezan a vender alimentos navideños mucho antes de la esperada fecha, podemos ver aún más productos al final de noviembre, la clave esta en no desesperarnos y comprar la comida de la cena navideña, una semana antes de realizar la gran fiesta.

9. Los platos pequeños son la clave para no abusar

Un objeto que podemos utilizar para poder controlar nuestros alimentos, es utilizar un plato pequeño, esos que son casi del tamaño de nuestra mano.

El comer en platos pequeños evita que comamos mucho de algún alimento, es una manera de equilibrar nuestra dieta.

Debemos lograr cambiar nuestra mentalidad, enfocarnos en los logros de una buena salud, en lugar de disfrutar la superficialidad de un plato de comidapostre.

10. Compartir la comida

Si tienes novio o esposo y les gusta salir en las noches a comer en algún restaurante de comida rápida, siempre existe la opción de compartir un combo entre los dos, esto además de ser un momento bonito para compartir, también evitará que abusemos de la comida chatarra.