Social BIO

Agrega Tu Email

Enfermedades

7 señales que muestran que alguien es adicto a sustancias

Debemos luchar contra la adicción

señales que muestran que alguien es adicto

Durante este mes se hizo viral la noticia de que los brazos del chico ruso Kirill Tereshin que se inyectaba Synthol al final tuvieron que ser removidos. Kirill no escuchó las múltiples advertencias de los médicos tras ver el enrojecimiento de sus brazos.

Sin lugar a duda abusar de sustancias, puede acabar con nuestra vida, o llevarla a niveles sumamente peligrosos, por lo general las adicciones más comunes suelen ser la de sustancias legales como alcohol y cigarro, pero hay otras sustancias que habitan en el mundo del fitness o de las drogas en general, que nos hacen ver lo difícil que puede ser luchar contra ellas.

Luchar por mantenernos sobrios puede ser un reto aún mayor, ya que estamos expuestos a situaciones que nos hacen caer en la tentación.

Anuncios

En el caso del alcohol, mucha gente argumenta que hay beneficios, pero ya nos hemos dado cuenta que si ponemos en balanza lo bueno y lo malo, entenderemos que el exceso de alcohol tiene muchas consecuencias negativas.

El problema de las adicciones, es que muchas veces hay factores internos como los entornos familiares, las prácticas sociales, al final esto puede inducir a una persona a convertirse en adicta.

El Consejo Nacional sobre Alcohol y Drogas Dependencia, Inc., comparte con nosotros siete señales que debemos de tener en cuenta, para deducir que una persona es adicta.

Señales que muestran que alguien es adicto

1. El perder el control

Uno de los sintomas más comunes cuando alguien es adicto es la perdida de interés y de control.

En el caso de beber alcohol, cuando una persona tiene un claro límite de cuando dejar de beber, puede tomarse 1 o 2 copas en una fiesta social. Sin embargo hay personas que no tienen control de sus acciones, y en esa noche que pretendían beber poco, terminan por pasarse de copas.

Debemos tomar en cuenta los limites y si somos incapaces de decir no, probablemente estemos ante una situación de adicción.

2. Perder el interés o bajar el rendimiento

Otro ejemplo claro de la adicción es cuando empezamos a perder el interés por actividades que antes nos apasionaban, desde dibujar hasta hacer deporte, el alcohol o la drogadicción son serios obstaculos para estas actividades y pueden ser los culpables de esta actitud.

Cuando somos adictos empezamos a dejar de sentir la necesidad de compartir nuestro tiempo con familiares y amigos, hacer ejercicio o realizar actividades individuales o grupales.

Esas malas experiencias también se pueden trasladar en nuestro rendimiento en la Universidad o Trabajo.

3. Enfadarnos con las personas cercanas

Es muy común que los adictos se desesperen y ataquen a las personas cercanas a ellos, como amigos o familiares.

Los adictos reaccionan de manera violenta si se les trata de confrontar sobre sus problemas de adicción.

4. Tomar muchos riesgos y a pesar de las consecuencias negativas

Cuando una persona es adicta, ya sea por un alto consumo de drogas o alcohol, no le importará sus consecuencias, a pesar de que estas sean negativas, tal es el caso del chico ruso Kirill Tereshin al que se le advirtió que el uso de inyectarse aceite en los brazos podría ocasionar que se los tuviesen que remover, que fue lo que finalmente sucedió.

Una persona adicta no mide las consecuencias, y empiezas a realizar comportamientos arriesgados, como prostituirse y ganar dinero realizando sexo sin protección.

O conducir ebrios poniendo en riesgo la vida de las demás personas.

5. Tratan de mantener la adicción en secreto

Cuando las personas tratan de ocultar una adicción, a veces son concientes de ello y tratan de mantenerlo en secreto.

Por ejemplo las personas que son adictas al alcohol, tratan de esconder la sustancia en diferentes botellas por todo el hogar.

De esta forma los adictos creen que pueden estar ocultando el problema a los seres queridos que los rodean.

Además, pueden llegar a mentir para encubrir lesiones inexplicables o cambios en la apariencia, ya que se sienten avergonzados de los mismos.

6. Se vuelven tolerantes a estas sustancias

Los adictos se vuelven cada vez más tolerantes a las sustancias que consumen. Los efectos son cada vez menos visibles, por lo que el adicto tendrá que consumir mayores cantidades de la droga, para lograr el efecto que los haga sentirse bien.

7. Retirarse de la adicción es dramático

Tal y como ocurre con el actor Leonardo DiCaprio cuando interpreta a un adicto a la heroína en The Basketball Diaries, pasar por la retirada es una experiencia dramática.

Cuando se logra retirar las sustancias de la persona adicta, aparecerán sintómas como: ansiedad, temblores, sudoración, náuseas, insomnio y depresión.

Ante estos síntomas se trata de un caso sumamente difícil. Según el NCADD, educarse y ofrecer su apoyo son los primeros pasos.

Referencias:

  1. Consejos sobre adicción“, Consejo Nacional sobre Alcohol y Drogas Dependencia, Inc.
Anuncios