Social BIO

Agrega Tu Email

AlimentosEnfermedadesslider

Lo que calla la industria sobre el exceso de consumo de azúcar

¡Cuidado con el exceso de consumo de azúcar!

Exceso de consumo de azúcar

Desde hace unos años, nos hemos dado cuenta de los efectos negativos, que tiene el azúcar sobre la salud, es por ello que muchos productos han reducido el contenido de este ingrediente en sus productos.

Recientemente, Unos investigadores de California descubrieron documentos que describen un estudio secreto que, de completarse y publicarse, habría cambiado la manera en que se regula el azúcar y cómo lo consumimos hoy.

No es para nada un secreto que hay intereses económicos en una industria como lo es la del azúcar.

Anuncios

Uno de los problemas que tenemos los consumidores a la hora de comprar cualquier alimento, es que muchas veces las tablas nutricionales son difíciles de leer, porque incluso un mismo nombre de un ingrediente, se camufla utilizando sinónimos.

La entidad de Salud de Canadá dice que está “preocupada por la cantidad de azúcar que los canadienses están consumiendo” y promete que pronto habrá cambios en las etiquetas de nutrición para ayudarnos a tomar decisiones más saludables.

Es un ejemplo que todos los gobiernos del mundo, deberían tener, para poder ayudar a sus ciudadanos, ya antes hemos visto en Biobeneficios algunos de los problemas que puede causar la azúcar.

Incluso las tiendas minoristas en Canadá, han empezado a tomar nota, sobre los efectos negativos del azúcar y como ofrecer alternativas saludables para ese grupo de consumidores preocupados por dicho más.

Según el pronóstico de la tendencia de los alimentos de Loblaw, “los consumidores buscarán alimentos bajos en azúcar, así como formas de reducir su ingesta de azúcar” en 2018.

Detalles del estudio, daños que puede ocasionar el azúcar

Es importante que los consumidores, tratemos de reducir nuestro consumo de azúcar, y es uno de lo tópicos que constantemente mencionamos en Biobeneficios.

Si aún no estás convencido de cambiar tus hábitos de consumo de azúcar, te podemos comentar un poco sobre el informe publicado este mes en la revista PLOS Biology, que implica que la industria azucarera suprimió un estudio que financiaron a fines de la década de 1960, luego de que los resultados iniciales indicaran un vínculo entre el exceso de azúcar y enfermedad del corazón y cáncer.

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco descubrieron los documentos que describen el “Proyecto 259“, que según dicen es un estudio secreto que, de ser completado y publicado, habría cambiado la manera en que se regula el azúcar y cómo lo consumimos hoy en día.

El investigador y coautor en papel Stanton Glantz dijo a Global News de Canadá que el estudio de los años 60’s estaba comenzando a establecer fuertes vínculos causales entre el exceso de consumo de azúcar y los triglicéridos (grasa encontrada en la sangre), que están asociados con el colesterol alto y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca.

La investigación también encontró una posible relación con un mayor riesgo de cáncer de vejiga y un exceso de consumo de azúcar, debido al aumento de los niveles de una enzima llamada beta-glucuronidasa, que los científicos ya habían identificado como un carcinógeno de la vejiga.

“En los años 60, había algo llamado la enmienda Delaney a la Ley de Alimentos y Medicamentos que decía que la FDA debía mantener fuera del suministro de alimentos a los carcinógenos animales”, dijo Glantz.

Más estudio sobre el Azúcar

“Hubo pruebas concluyentes de que una dieta alta en azúcar estaba aumentando la producción de un carcinógeno de la vejiga, incluso en animales, que podría haber impulsado la acción de la FDA”.

La investigación anterior de Glantz y la autora principal Cristin E. Kearns, publicada el año pasado en JAMA Internal Medicine, demostró cómo la industria azucarera atribuyó la culpa a la grasa en lo que respecta a los peligros para la salud.

En respuesta a su último documento, The Sugar Association, con sede en Washington, dijo que el Proyecto 259 finalizó porque “el estudio se retrasó significativamente; por consiguiente, estaba por encima del presupuesto; y la demora se superpuso con una reestructuración organizacional con Sugar Research Foundation convirtiéndose en una nueva entidad, la International Sugar Research Foundation, No por “posibles hallazgos de investigación”.

¿Cúal es la cantidad “Saludable” de azúcar?

La Organización Mundial de la Salud y la Heart & Stroke Foundation dicen que los azúcares añadidos deberían limitarse al 10 por ciento de su ingesta calórica diaria. En una dieta de 2,000 calorías, es de 48 gramos o alrededor de 12 cucharaditas. Esto no incluye azúcares naturales en alimentos como frutas, verduras o productos lácteos.

Health Canada sugiere que un valor diario de 100 gramos de azúcar de todas las fuentes, de origen natural y agregado, es parte de una dieta saludable.

Los expertos dicen que, además de los conocidos efectos negativos de consumir demasiada azúcar en la salud, consumir demasiado hace que tus papilas gustativas estén acostumbradas a los dulces y toma un valor calórico en tu dieta diaria que podría llenarse con alimentos integrales que ofrecen beneficios para la salud.

“El azúcar no es demasiado caro. [Fabricantes] lo agregan para mejorar el sabor de lo que son las papilas gustativas de las personas y a lo que están acostumbradas. Así que obtienes azúcar en una variedad de formas diferentes y una vez que te acostumbras al azúcar, tiendes a que te gusten los dulces. Se convierte en un problema perpetuo”, dijo Carol Drombow, dietista registrada de la Heart & Stroke Foundation.

La buena noticia es que los canadienses comenzarán a ver un cambio en las etiquetas nutricionales de los alimentos procesados en los próximos cinco años, lo que Health Canada espera que ayude a los consumidores a tomar decisiones más inteligentes. Un gran cambio será que cualquier ingrediente que sea un tipo de azúcar se agrupe en uno solo, de esta forma no tendremos más ingredientes que sean sinónimos del azúcar.

Nuevas Etiquetas de azúcar en Productos en Canadá

“Health Canada requiere que los fabricantes agrupen los ingredientes basados en azúcares entre paréntesis después del nombre ‘azúcares’. […] Esta nueva medida será una forma más transparente de identificar las fuentes de azúcares añadidos a los alimentos y cuánto contribuyen al total composición de la comida en comparación con otros ingredientes”, dijo un portavoz de la agencia gubernamental.

Pero un cambio que no verán es una etiqueta que indique los azúcares agregados en un producto. Health Canada dijo que no agregarán esta línea en los datos nutricionales porque “las pruebas de laboratorio no pueden distinguir entre los azúcares naturales y los agregados”.

La dietista registrada con sede en Toronto, Rosie Schwartz, lamentó esta falta de requisitos de etiquetado, diciendo que podría haber sido una forma rápida y fácil para que los consumidores elijan productos sin azúcar agregado.

Cómo cambiar nuestra azucarada perspectiva

Schwartz dice que la dieta norteamericana no solo está orientada a un paladar más dulce, sino que nuestra cultura no respeta los horarios de las comidas, lo que genera hábitos alimenticios poco saludables en comparación con otras partes del mundo.

“Comemos el desayuno a la carrera, si tenemos tiempo. No hay tradición en términos de lo que constituye un desayuno”, dijo. “Por ejemplo, en China pueden comer congee con pescado o pollo o huevos. Hay algún tipo de proteína. En Japón, el desayuno también incluye pescado o huevos con almidón”.

Ella dijo que tener abundante proteína y menos azúcar por la mañana establece el tono adecuado para el resto del día.

“En Canadá o Estados Unidos, en cambio comenzamos nuestro día, no necesariamente con algo dulce, con un bagel con queso crema. No estás recibiendo ninguna proteína y comiendo muchos carbohidratos. Vas a tener una oleada de insulina que te alentará para el día en que subas y bajes tu nivel de azúcar en la sangre y estarás deseando dulces”.

Schwartz enfatiza la diferencia entre gustos dulces y antojos dulces. El antojo de bocadillos azucarados puede indicar que algo más está sucediendo con sus niveles de insulina.

“Los antojos se deben a no comer el equilibrio correcto, no comer nada o no comer a tiempo”, dijo.
Para frenarlos, ella dice que tenemos que comenzar con un desayuno balanceado y tener más combustible durante todo el día. Pero el combustible correcto significa tomar las decisiones correctas.

Los expertos dicen que los pequeños cambios pueden sumar una gran diferencia.

Por ejemplo, Dombrow y Schwartz sugieren ambos optar por yogur natural y agregarle fruta fresca, en lugar de comprar un yogur ya preparado con frutas. O intente aromatizar su propia agua en lugar de servirse un vaso de zumo de fruta o refresco. Y cuando compre cereales, evite comprar cosas a la altura de los ojos, donde se almacenan las variedades más llenas de azúcar.

Referencias:

  1. Sugar Consumption“, Sugar.
  2. Loblaw 2018 Canadian Food Trends Encourage Nation to Rediscover and Rethink“, News Wire Ca.
  3. Sugar industry sponsorship of germ-free rodent studies linking sucrose to hyperlipidemia and cancer: An historical analysis of internal documents“, Plos.Org
  4. Sugar Industry Suppressed Evidence of Health Risks of Sucrose“, UCSF.edu
  5. Sugar Industry and Coronary Heart Disease Research“, The Jama Network.
  6. The Sugar Association Statement on PLOS Biology Perspective Article“, Sugar.Org
  7. WHO calls on countries to reduce sugars intake among adults and children“, Who.Int
  8. “Azúcar y sus daños”, Global News Canada.
Anuncios