Social BIO

Agrega Tu Email

Enfermedades

La obesidad puede estar ligada a un mayor riesgo de muchos tipos de cáncer según dicen los expertos

Mantenerse delgado a lo largo de su vida podría reducir su riesgo de desarrollar al menos ocho tipos de cáncer, según un grupo de investigación internacional del cáncer.

Anuncios

Entre ellos se incluyen los cánceres de estómago, hígado, vesícula biliar, páncreas, ovario y tiroides. La lista también incluye una forma de cáncer cerebral conocido como meningioma, así como un tipo de cáncer de la sangre llamado mieloma múltiple.

Incluso la última investigación se basa en los hallazgos de una revisión anterior de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), que forma parte de la Organización Mundial de la Salud. Esa investigación encontró que aquellos que evitan el aumento de peso pueden reducir su riesgo de desarrollar otros cinco tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de colon, esófago, riñón, mama y útero.

“La revisión concluyó con algo claro como el cristal, como se dice popularmente, que la obesidad provoca cáncer”, anotó el Dr. Graham Colditz, que presidió el grupo de revisión de la IARC. “Y por lo tanto la conclusión de que se da la prevención del cáncer a través de evitar la obesidad.”

Anuncios

El Dr. Clifford Hudis, director ejecutivo de la American Society of Clinical Oncology, reaccionó a los resultados con cautela, haciendo hincapié en que “la causa y efecto no se han demostrado”.

Añadió que es prematuro concluir que “la obesidad es la causa del cáncer de cualquier individuo”.

“Todo lo que podemos decir es que hay una asociación entre la obesidad y el aumento de riesgo de muchos cánceres comunes”, ha apuntado.

Pero si la obesidad juega un papel en el riesgo de cáncer, los riesgos son enormes.

Por ejemplo, los investigadores del IARC apuntan a los datos recogidos en 2013 y 2014 que indicaban que alrededor de 640 millones de adultos y 110 millones de niños y adolescentes son obesos en todo el mundo. En los Estados Unidos, casi el 71 por ciento de los adultos mayores de 20 años tienen sobrepeso o son obesos, según los Centros estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los autores del estudio añadieron que llevar un exceso de peso – ya sea en forma de tener sobrepeso u obesidad – es, de hecho, la causa de muerte (por cualquier motivo) de aproximadamente 4,5 millones de hombres y mujeres en todo el mundo cada año.

La última revisión de la IARC examinó más de 1.000 estudios realizados en todo el mundo, involucrando a hombres y mujeres.

Algunos de los estudios evaluaron el exceso de peso en términos de índice de masa corporal (IMC), una medida estándar de peso corporal que clasifica la obesidad como el reflejo de un IMC de 30 o más, y el sobrepeso como el reflejo de un IMC entre 25 y 29,9.

Otros estudios evaluaron el exceso de peso sobre la base de mediciones de la circunferencia de la cintura.

Además de destacar ocho tipos de cáncer asociados con el peso específico, el equipo también ampliamente llegó a la conclusión “de que la ausencia de exceso de grasa corporal disminuye el riesgo de la mayoría de los cánceres”, tal vez manteniendo la producción de hormonas y la inflamación bajo control.

Sin embargo, la falta de datos fiables hace imposible establecer enlaces adicionales entre el exceso de peso y una serie de otros tipos de cáncer.

A falta de sujetos humanos en los estudios revisados, también se hizo imposible que Colditz y sus colegas pudiesen determinar si las personas con sobrepeso u obesas pueden reducir su riesgo de cáncer al reducir sus libras.

Sin embargo, el equipo señaló una serie de estudios con animales que indican que la pérdida de peso puede tener un “efecto preventivo del cáncer”.

“Así que el mejor consejo”, dijo Colditz, “primero es evitar un mayor aumento de peso.” Colditz es también el director asociado de la prevención y el control en el Centro de Cáncer Siteman en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis.

Y, para los que ya tiene sobrepeso, dijo, “La pérdida de peso va a disminuir el riesgo de diabetes, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, así como el cáncer, por lo que hay muchas buenas razones para ponerse en forma, equilibrar los alimentos que comemos con el ejercicio suficiente, y evitar un mayor aumento de peso o conseguir reducir algunas libras”.

El estudio fue publicado el 25 de agosto en el New England Journal of Medicine. La investigación fue financiada en parte por la Sociedad Americana del Cáncer y los Centros de Estados Unidos para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Más información

Hay más información sobre la obesidad y el riesgo de cáncer en el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU..