Social BIO

Agrega Tu Email

Estilo de Vida

Beneficios de los ejercicios de baja intensidad reducen riesgos

Hacer un poco de actividad física todos los días puede tener sus beneficios

Tengo amigos que prefieren siempre, buscar cualquier excusa para no hacer ejercicio, y no digo entrar a un gimnasio, o correr todos los días.

Anuncios

Hablo de ejercicio que podemos hacer en nuestra vida diaria como caminar en lugar de tomar el bus, o utilizar el ascensor en lugar de usar las escaleras.

Incluso limpiar nuestra casa puede ser considerado como una actividad importante para quemar un poco de calorías.

Esas actividades pueden ser consideradas de baja intensidad, y suponen un gran aporte a nuestra vida, ya que contemplan multiples beneficios.

Anuncios

Vivimos en una sociedad que nos vuelve cada vez más sedentarios, la tecnología esta a nuestra disposición pero no siempre ayuda a nuestro cuerpo.

En esta nota hablaremos de un estudio que ha demostrado que si dedicamos al menos media hora cada día a realizar este tipo de tareas antes mencionadas. Lograremos reducir el riesgo de enfermedades cardíacas hasta un 24 por ciento.

Detalles del estudio:

Hay una serie de actividades que podemos hacer diariamente, que ayudaran a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, se consideran de baja intensidad, porque no suponen una carga de energía importante.

Entre estos ejercicios de baja intensidad podemos citar algunos muy sencillos, como caminar, limpiar nuestro hogar, subir escaleras, incluso ponernos de pie de vez en cuando.

El estudio fue realizado por el Instituto Karolinska, el cuál podemos encontrar en la publicación de Clinical Epidemiology, en el mismo se nos cuenta como debemos librar una batalla contra todas aquellas prácticas sedentarias, remplazando esos malos hábitos por ejercicios de baja intensidad durante al menos media hora cada día, esto reducirá en un 24 por ciento el riesgo de algún accidente cardiovascular.

En realidad las enfermedades cardiovasculares son un tema bastante serio en el mundo, incluso en Suecia son la causa más común de muerte.

Se sabe que realizar ejercicios de mediana y alta intensidad reducen el riesgo de sufrir esta enfermedad. Todavía no esta demostrado que la actividad de baja intensidad tenga grandes efectos.

Es por eso que se ha realizado este estudio, para intentar conocer que repercusión tienen estos ejercicios en la vida de cada persona.

Detalles del estudio

Para lograr conocer una respuesta de si los ejercicios de baja intensidad diarios, tienen algún efecto en las personas.

Los investigadores se dedicaron a analizar a 1200 personas, en todo Suecia, principalmente los tipos de actividad física que realizaban. El estudio analizó los datos de estas personas en 15 años.

Los datos fueron seleccionados de un estudio previo titulado ABC (Attitude, Behavior and Change), en este estudio se midieron la actividad física realizada por los participantes utilizando rastreadores de movimiento, y fueron comparados con los datos sobre las muertes y las causas de muerte de los registros suecos.

“Este es un estudio único, ya que hemos podido analizar un gran número de personas con medidas objetivas de actividad física hasta por 15 años”, dice la líder del estudio Maria Hagströmer, profesora del Instituto Karolinska titular del Departamento de Neurobiología, Ciencias de la Atención y Sociedad “Los estudios previos les preguntaron a los participantes sobre los niveles de actividad física, pero esto puede llevar a un error de informe, ya que es difícil recordar exactamente durante cuánto tiempo uno ha estado sentado y moviéndose”.

Resultados del estudio sobre ejercicios de baja intensidad

Lo que buscaba realmente el estudio era conocer los beneficios que obtendrían las personas al realizar actividades con ejercicios de baja intensidad. Ya que entre los resultados se conoció que la actividad moderada e intensa eran bastante beneficas para el cuerpo de las personas analizadas.

El cambiar una vida sedentaria por realizar ejercicios de baja intensidad, podrían reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular hasta en un 24 por ciento.

Pero ¿Qué es exactamente un ejercicio de baja intensidad?, se consideran actividades de baja intensidad, los ejercicios mencionados al principio de esta nota, como por ejemplo caminar o subir escaleras, en el estudio también se concluyó que entre más fuerte son los ejercicios, el riesgo se reduce aún más.

Diez minutos de actividad moderada a intensa al día redujeron el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en un 38%, 30 minutos al día en un 77%, según sus cálculos.

En el estudio también hubo ciertas adaptaciones, ya que hay otros factores de confusión, como la edad, el sexo, los hábitos de fumar, el nivel educativo y la morbilidad previa.

“En un estudio anterior, también demostramos que las personas que permanecen quietas durante más de 10 horas al día tienen un riesgo 2,5 veces mayor de muerte prematura que las personas que se sientan durante menos de 6,5 horas al día”, dice el primer autor Ing-Mari Dohrn., postdoctorado en el Departamento de Neurobiología, Ciencias de la Atención y Sociedad del Instituto Karolinska.

El financiamiento externo para el estudio se obtuvo de la compañía de seguros Folksam. El estudio ABC fue financiado por el Consejo del Condado de Estocolmo, el Consejo Sueco de Investigación en Ciencias del Deporte y el proyecto ALPHA (Evaluar los Niveles de Actividad Física) financiado por la UE.

Referencias:

Materiales proporcionados por Karolinska Institutet.

Referencia de la revista:

Ing-Mari Dohrn, Lydia Kwak, Pekka Oja, Michael Sjostrom, Maria Hagstromer. Reemplazar el tiempo sedentario con la actividad física: un seguimiento de 15 años de la mortalidad en una cohorte nacional. Clinical Epidemiology, 2018; Volumen 10: 179 DOI: 10.2147 / CLEP.S151613