Social BIO

Agrega Tu Email

EnfermedadesEstilo de Vida

Insomnio: 5 consejos que pueden ayudarnos a dormir

¿Estás despierto hasta altas horas de la noche, sólo mirando al techo y esperando caer en los brazos de morfeo, pero por más que lo intentas resulta imposible?, y ¿A menudo despiertas de mal humor y desorientado, con esa sensación de que dormiste absolutamente nada?, Si eres uno más del 40% de las personas que experimentan estos síntomas de insomnio, probablemente sabes lo horrible que es vivir esa sensación.

Sin embargo, hay esperanza. Si has estado teniendo problemas para conseguir calidad de vida al dormir, hay algunas actividades que pueden ayudar a que logres encaminarte a la ruta de los sueños y permanecer allí durante más de tres o cuatro horas y no no estamos hablando de contar ovejas, de verdad quisiéramos que fuese así de sencillo en Biobeneficios.

Presentamos una lista de algunas de las actividades que pueden ayudar a obtener una buena noche de sueño.

Anuncios

1. Sexo

Si tienes pareja y haz descuidado la vida sexual, este sería el mejor momento de retomarla. Por lo general es más fácil dormir después del sexo porque nuestro cuerpo por lo general pasa a un estado de relajación. Esto se debe a que la hormona prolactina se libera tras el orgasmo, lo que induce sensaciones de relajación y somnolencia, según el Dr. Sheenie Ambardar en una entrevista con WebMD, y para los que no tienen pareja, pues siempre pueden masturbarse.

2. Ducharse

Tomar una ducha caliente, siempre puede ser una buena opción para dormir, esa sensación agradable después de secarse y ponerse la pijama, es un perfecto aliciente para dormir.

La caída de la temperatura de nuestro cuerpo después de salir de la ducha tiende a inducir el sueño. También asegúrate de que la temperatura en la habitación no sea demasiado fría o demasiado caliente, ya que esto podría hacer que sea más difícil crear un buen ambiente para dormir.

3. El hacer ejercicio

El ejercicio es otra gran manera de conseguir que nuestro cuerpo se ponga en movimiento y la sangre fluya, de modo que podremos se capaces de obtener más de descanso por la noche.

Una cantidad moderada o vigorosa de ejercicio aeróbico durante más o menos 2½ horas por semana puede mejorar la calidad del sueño.

Sólo debemos asegurarnos de no hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de dormir, ya que será difícil relajarse, y los esfuerzos tendrán el efecto contrario.

4. La meditación

Meditar tiene un efecto relajante que se ha demostrado que mejora la calidad y duración del sueño.

Además, la meditación puede incluso reducir los síntomas de la depresión, la ansiedad y el dolor, según un estudio de la Clínica Mayo.

La Fundación Nacional del Sueño recomienda practicar ejercicios de relajación, como la respiración profunda, antes de ir a la cama por la noche y si se despierta y tiene dificultades para volver a dormir.

5. La Lectura

Este es el momento perfecto, para recordar aquella experiencia de nuestros padres, leyéndonos algún cuento para que nosotros lográramos dormir.

La lectura antes de acostarse siempre es buena y agradable, con la excepción de los dispositivos electrónicos (sí, hay que dejar por fuera nuestro teléfono inteligente y el iPad), puede tener un efecto calmante.

Cuando realiza la lectura como parte de su rutina regular de sueño, su cuerpo va a responder a esta actividad como una señal para apagar e irse a dormir.

Un estudio de la Universidad de Sussex encontró que sólo seis minutos de lectura pueden disminuir los niveles de estrés en un 68%. Menos estrés significa más horas de sueño.

Anuncios