Social BIO

Agrega Tu Email

Estilo de Vidaslider

Los beneficios del yoga para personas con esclerosis múltiple

Los expertos dicen que el yoga puede reducir el dolor crónico asociado a la esclerosis múltiple, así como mejorar el equilibrio y aliviar la depresión.

La antigua práctica del yoga ha sido promocionada como una modalidad de bienestar.

El yoga se traduce libremente como la “unión” o el yugo que conecta a una persona con Dios, y se remonta a hace más de 5.000 años a la región del Indo-Sarasvati en el norte de la India.

Anuncios

Durante siglos, el yoga fue practicado como medicina y como un camino espiritual.

La medicina moderna debe ponerse al día.

En más de una ocasión, el yoga ha sido clínicamente probado para proporcionar resultados saludables. Una cantidad creciente de estudios clínicos se centran en el yoga, ya que beneficia específicamente a aquellos con esclerosis múltiple (EM).

Beneficios diferentes para diferentes condiciones

Con una enfermedad como la esclerosis múltiple, donde los síntomas son distintos según cada paciente, el yoga y sus diferentes disciplinas pueden proporcionar alivio a un gran número de personas.

Fatiga, debilidad, equilibrio, caídas, cambios de dolor y cambios de humor pueden ser síntomas de la EM, y han sido recientemente puestos a prueba con el yoga.

El yoga trabaja por la combinación de movimiento, el reposo y la reducción del estrés, mientras que cultiva el “prana” o energía vital, y la activación del sistema nervioso parasimpático.

En la práctica tradicional existen posturas, pranayamas (respiración de yoga), y meditaciones, cada una con un propósito específico.

Un ejercicio para ayudar a combatir la fatiga, llamado Dirga Pranayama, se centra en proporcionar beneficios nutritivos, calmantes, relajantes y utilizando ejercicios de respiración. El resultado es una batería recargada para el practicante.

En la medicina convencional, un programa de yoga fue diseñado específicamente para los pacientes con EM para probar los beneficios contra la fatiga, el caminar, y la calidad de vida. Los resultados positivos han convencido a los partidarios de anunciar el yoga como una forma segura y factible de ejercicio terapéutico.

El yoga vs un ejercicio convencional

El yoga y los ejercicios convencionales, recientemente nos fuimos cabeza a cabeza con un grupo de adultos sedentarios en un estudio comparativo de estas dos opciones como formas de aumentar la fuerza.

Los datos finales sugieren que la práctica regular del yoga es tan efectiva como el estiramiento y ejercicios de fortalecimiento en la mejora de la aptitud funcional.

Cualquiera que haya practicado el yoga puede comprender la fuerza y la flexibilidad que se puede desarrollar. La imagen icónica de un instructor que se contrae como un pretzel o realiza una parada de manos cuenta esa historia. Y el dolor en los músculos que se usan con poca frecuencia recuerdan al estudiante.

El yoga utiliza un mínimo de equipo y espacio, y puede ser adaptado para diferentes niveles de salud y discapacidad.

También se puede realizar en un espacio pequeño y adaptado a las personas que están postradas en cama o en silla de ruedas. Con el hecho añadido de que el yoga puede ser practicado en casa, en un estudio, o en la carretera hace que sea fácilmente disponible para un gran grupo de personas.

El yoga muestra resultados positivos en estudios clínicos como independiente o terapia complementaria.

La entrenadora personal y entrenadora de bienestar Loa Blasucci utiliza el yoga con todos sus clientes. Pero sus clientes con EM parecen beneficiarse realmente, así lo asegura ella.

“Les encanta,” dijo Blasucci al medio Healthline. “El yoga trae paz al cuerpo, lo que permite un estiramiento suave que se siente bien y no forzado”.

Dolor, equilibrio, cambios de humor

El yoga ofrece muchas maneras de desarrollar habilidades de relajación, que tienen más beneficios que sólo la creación de una sensación de calma para el estudiante.

Exponiendo el cuerpo, éste se relaja y se ha encontrado que ayuda a reducir el dolor crónico y combate el insomnio, ambos de los cuales tienen los primeros puestos en la lista de síntomas de la EM.

Las personas con EM que sufren problemas de equilibrio están familiarizados con las caídas y los golpes por igual. A medida que la enfermedad progresa algunos pacientes tienen más dificultad para caminar y pueden depender de bastones o sillas de ruedas. El yoga ayuda a frenar esta discapacidad mediante la mejora de la confianza del equilibrio, el rendimiento del equilibrio y movilidad funcional, todo en conjunto puede ayudar a reducir las caídas.

Los cambios de humor y problemas con el bienestar cognitivo son también los principales síntomas de la EM. Mientras que las soluciones populares han sido tomar antidepresivos y otros medicamentos, el yoga ofrece otra opción.

Demostrando beneficios para ayudar a los síntomas del estado de ánimo en general, los ataques de ansiedad, depresión y nerviosismo, el yoga puede reducir estos síntomas en muchas personas con EM.

Las personas con EM pueden incluso encontrar beneficios en los días calurosos, aprendiendo cómo emplear Shitali Pranayama, que se podría traducir del sánscrito como “controlada, respiración refrescante.”

El yoga se integra bien con la medicina convencional, con la ayuda de una variedad de síntomas, trabaja con todos los niveles de enfermedad y discapacidad, y se puede realizar en casa con poco o sin ningún equipo.

Anuncios