Social BIO

Agrega Tu Email

Estilo de Vida

Estudios sugieren que los medios sociales pueden tener beneficios en la salud de los adultos mayores

Las investigaciones indican que los adultos mayores que utilizan los medios de comunicación social, son menos propensos a la depresión, presión arterial alta y la diabetes.

Contrariamente a la creencia popular, los adultos mayores disfrutan de enviar correos electrónicos, mensajería instantánea, Facebook y otras formas de tecnología social que pueden beneficiar su salud mental y física, un nuevo estudio así lo ha afirmado.

El estudio realizado por el investigador William Chopik de la Universidad del Estado de Michigan en los EE.UU. ha encontrado que el uso de la tecnología social entre los adultos mayores está vinculada a una mejor percepción de la salud y menos enfermedades crónicas y síntomas depresivos. “Los adultos mayores creen que los beneficios de la tecnología social son mucho mayores que los costos y los retos de la tecnología”, dijo Chopik, profesor asistente de psicología. “Y el uso de esta tecnología podría beneficiar su salud mental y física en el tiempo”.

Anuncios

Utilizando datos de 591 participantes en el estudio representativo a nivel nacional de Salud y Jubilación, Chopik examinó los beneficios del uso de la tecnología para la conexión social entre los adultos mayores (la edad promedio de los participantes era de aproximadamente 68). La tecnología social incluye correo electrónico; las redes sociales como Facebook y Twitter; vídeo o llamadas telefónicas en línea, tales como Skype; chat en línea o mensajería instantánea; y teléfonos inteligentes.

Las investigaciones anteriores sobre el uso de la tecnología se han centrado en la brecha digital o las disparidades entre los adultos jóvenes y mayores que muestran un panorama bastante sombrío de la capacidad y la motivación de los adultos mayores para adaptarse a un panorama tecnológico cambiante. Sin embargo, los hallazgos de Chopik desafían esta interpretación. Más del 95 por ciento de los participantes dijeron que eran “algo” o “muy” satisfechos con la tecnología, mientras que el 72 por ciento dijo que no se oponen al aprendizaje de nuevas tecnologías.

“A pesar de la atención que la brecha digital se ha ganado en los últimos años, una gran proporción de los adultos mayores utilizan la tecnología para mantener sus redes sociales y hacer la vida más fácil”, dijo Chopik. “De hecho, puede haber partes de la población de más edad que utilizan la tecnología con la misma frecuencia que los adultos más jóvenes”. El estudio también encontró que el uso de la tecnología social predijo niveles más bajos de la soledad, que a su vez predijeron una mejor salud mental y física.

Los participantes que utilizaron la tecnología social en general estaban más satisfechos con la vida y tuvieron menos síntomas depresivos y condiciones crónicas como la hipertensión arterial y la diabetes. “Cada uno de los vínculos entre el uso de la tecnología social y la salud física y psicológica fue mediado por la reducción de la soledad”, dijo Chopik.

“Como sabemos, las estrechas relaciones con otras personas son un gran determinante de la salud física y el bienestar, y la tecnología social tiene el potencial para cultivar relaciones exitosas entre los adultos mayores”, dijo. Los resultados se publicaron en la revista Cyberpsychology, del Comportamiento y Redes Sociales.

Anuncios