Social BIO

Agrega Tu Email

CienciaEstilo de Vida

La ciencia detrás de utilizar el bosque como terapia

Quizás parezca algo increíble, pero utilizar el bosque como terapia tiene sus bases científicas, y hay varios estudios que así lo demuestran.

El efecto relajante del aire del bosque es una experiencia común para la humanidad en todo el mundo. Pero en Japón el asunto está profundamente arraigado en las tradiciones nacionales.

También es tomado muy en serio por la comunidad científica. En un artículo llamado Investigación de Medicina Forestal en Japón, los científicos de la Universidad de Chiba proporcionan una base estadística para el llamado Shinrin-yoku (Baño de Bosque).

Bosque como terapia

Después de sentarse en un entorno natural utilizando el bosque como terapia, los sujetos de la investigación mostraron una disminución en los siguientes parámetros fisiológicos en comparación con los de un grupo de control urbano: 12,4% disminución en el nivel de cortisol, 7,0% disminución de la actividad nerviosa simpática, 1,4% disminución de la presión arterial sistólica, Y 5,8% de disminución de la frecuencia cardíaca.

Además, la actividad nerviosa parassimpática se incrementó en un 55% y la actividad de células asesinas naturales, un indicador de la función inmune, en un 56%.

No solo eso. Varios estudios han demostrado que los árboles desempeñan un papel vital en la supervivencia de la humanidad.

En 2002, la llegada del Barrenador esmeralda del fresno(EAB), un tipo invasivo de escarabajo, en Michigan ha causado la pérdida de más de 100 millones de árboles.

Este desastre natural fue una rara oportunidad a gran escala que permitió a los investigadores demostrar el impacto directo de la presencia o ausencia de árboles en la salud humana.

En un estudio publicado en 2013 en el American Journal of Preventive Medicine los investigadores han encontrado que a través de 15 estados plagados por la EAB, la perdida de árboles se asoció con más de 21000 muertes adicionales relacionadas con enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

bosque como terapiaBarrenador esmeralda del fresno(EAB).

Este hallazgo también ha sido reforzada por el trabajo de investigadores del USDA Servicio Forestal y el Instituto Davey en 2014. En su estudio, han tratado de cuantificar el efecto de los árboles sobre la calidad del aire y sobre la salud humana.

Los números son impresionantes: los árboles y bosques en los Estados Unidos terminales eliminaron 17,4 millones de toneladas de contaminación atmosférica en 2010, por lo tanto si se puede utilizar el bosque como terapia.

El efecto preventivo sobre la salud humana se ha valorado en 6.800 millones de dólares.

Referencias:

  1. Forest medicine research in Japan.“, NCBI.
  2. The Relationship Between Trees and Human Health“, AJPM Online.
  3. Tree and forest effects on air quality and human health in the United States“, Science Direct.