Social BIO

Agrega Tu Email

Enfermedadesslider

Nuestra Salud mental puede empeorar en Navidad

Nos podemos llegar a deprimir en navidad

La época navideña esta llena de diferentes emociones, por un lado es la oportunidad perfecta para compartir con nuestros seres queridos, pero al mismo tiempo tantos cambios pueden jugarle una mala pasada a nuestras emociones. Incluso nuestra salud mental podría llegar a empeorar.

Resulta irónico que una época llena de amor y paz, al mismo tiempo se pueda contrastar con una época en que nos sintamos solos, comamos en exceso y perdamos el balance de nuestro peso corporal.

Además hay otras razones externas de que la navidad no sea una época demasiado feliz, por ejemplo conozco a un amigo que se pone muy triste en estas fechas, ya que por circunstancias de la vida ha perdido en varias navidades a un ser querido. Y para él esta época esta cargada con recuerdos tristes.

Muchos factores para estar deprimido en navidad

Diferentes especialistas en temas como la ansiedad, la depresión y la salud mental en general. Responden a los factores que provocan que esta época no sea del todo feliz para todas las personas. Pero no te desanimes, no hay motivos para estar deprimido en navidad y en esta nota te contamos soluciones.

No sabemos equilibrar nuestro presupuesto para las fechas navideñas

Uno de los problemas más grandes en las fechas navideñas, es no poder organizar nuestro presupuesto, y esto se debe a que muchas personas deben de realizar pagos adicionales, ya sea por deudas, o porque simplemente deben pagar el dinero de los adornos, la comida, los regalos, todo puede sonar bastante abrumador.

En Biobeneficios hemos ofrecido algunos consejos para las personas que necesitan ahorrar un poco durante estas fechas.

Una persona de la empresa Anxiety UK dice: “Los problemas financieros de cada persona, pueden ocasionar demasiada ansiedad en Navidad, ya que hay muchos productos que comprar como regalos, ropa para elegir y todos esos elementos esenciales festivos, como decorar los árboles y incluso comprar el papel de regalo o material para decoración puede ser un problema”.

“Movilizarse por esos concurridos centros comerciales también puede convertirse en toda una pesadilla”.

Una época en que nos sentimos algunas veces solos

Si analizamos los datos de una encuesta realizada en 2015 por Mind, se enteró de que un 20% de las personas se sienten solas durante estas fechas, la soledad comienza cuando no se tienen ya familiares o hay problemas con los mismos, o incluso si no se tienen amigos y no podemos ofrecerle regalos a nadie, además hay que sumar a todas aquellas personas que han tenido una perdida dolorosa durante estas fechas, o incluso recordar a áquel ser querido que se encargaba de reunir a todos los familiares en una gran fiesta.

Stephen Buckley, jefe de información de Mind, dice: “En Navidad, los problemas existentes pueden parecer incluso mayores: si te sientes solo, puede destacar lo solitario que estás y hacerte sentir que debes socializar.

“Aunque la soledad en sí misma no es un problema de salud mental, los dos a menudo están fuertemente conectados y sentirse solos puede tener un impacto negativo en su salud mental”.

Demasiados compromisos sociales

Uno de los problemas de la navidad, es que tenemos que acudir a varias fiestas constantemente, fiestas con los amigos de trabajo, ir a las casas de varios familiares, parece sumamente irónico que por un lado tengamos a gente que lucha por no estar sola, y por el otro todo lo contrario personas que no tienen un momento a solas.

El tener una vida socialmente activa, provoca que estas fechas sean totalmente abrumadoras. Incluso esto puede incrementar el presupuesto de los regalos que tendremos que destinar.

Retomando la encuesta de Mind entre sus datos relevantes se encontró que 19% de las personas se inventaban cualquier pretexto como simular estar enfermos para no tener que salir a las fiestas de Navidad del personal y el 25% de los adultos en el Reino Unido se sienten ansiosos por las reuniones sociales durante el período festivo.

Más alcohol y comida

Al incrementar la cantidad de fiestas a las que tenemos que asistir, esto también provoca que consumamos más alcohol.

Sobre todo esas personas que bebén para socializar, desgraciadamente en muchas casas nos ofrecerán alcohol para disfrutar de la fiesta, en varias ocasiones en Biobeneficios hemos mostrado el problema del alcohol en nuestras vida, y desde luego esto también afecta a la salud mental, ya que agrava la ansiedad.

Chloe Brotheridge, una experta en ansiedad de Calmer You, dice: “A pesar de su asociación con la alegría, el alcohol es en realidad un depresor, disminuye la calidad del sueño y muchas personas experimentan ansiedad por resaca (resentimiento) el día después de una gran noche en el alcohol.”

Medios de comunicación social

Los medios de comunicación social pueden convertirse un problema, ya que la gente suele utilizarlos para mostrar a los demás que su vida es perfecta y para el postureo de sus regalos.

Las redes sociales en general son catalizadores de sentimientos de baja autoestima y autocomparación, ya que nos anima a todos a creer que debemos tener una Navidad perfecta.

El vocero de Anxiety UK agregó: “Aquellos de nosotros que tenemos Facebook, Twitter e Instagram podemos sentir aún más la presión de tener unas ‘vacaciones perfectas’ ya que nuestros canales nos actualizan continuamente sobre el desarrollo de las vidas de otras personas”.

El clima muy frío de estas fechas

Desde luego el clima no es un problema de la Navidad, pero en estas fechas nos encontramos en pleno invierno.

Las noches son más oscuras, hay un clima mucho más frío, llueve a cada rato, todo esto puede tener un efecto negativo en nuestra vida diaria, todos estos elementos relacionados con el clima pueden ocasionar melancolía o tristeza.

Según el diario Independent 1 de cada 3 personas en Gran bretaña puede sufrir un trastorno afectivo estacional.

Siempre debemos compartir nuestros sentimientos

Algunas veces un beso o un abrazo pueden hacer la diferencia, pero más importante aún es compartir nuestros sentimientos con gente cercana a nuestro entorno, desde familiares, amigos o hasta un consejero espiritual o psicológo. Muchas veces hablar con las personas ayuda a que liberemos el éstres y nuestros problemas.

Stuart Hill, líder digital principal de Mental Health Foundation, dice: “Es difícil admitir que en un momento tan emocionante del año en realidad no te sientes tan bien. Pero hablar sobre sus sentimientos puede mejorar su estado de ánimo y hacer que sea más fácil lidiar con los momentos difíciles. Es parte de hacerse cargo de su bienestar mental y hacer todo lo posible para mantenerse saludable”.

Debemos salir de casa

El clima nunca debe ser un factor a tomar en cuenta para hacer nuestras tareas, debemos vencer a ese enemigo y salir de casa, realizar compromisos sociales.

Incluso Hill agrega: “¡No es de sorprender que el clima frío y los días cortos no sean la mayor motivación para salir de la cama y correr 5 kilómetros! Pero la investigación muestra que hacer ejercicio libera sustancias químicas en nuestro cuerpo que pueden hacer que nos sintamos bien. El ejercicio regular puede aumentar nuestra autoestima y ayudarnos a concentrarnos, dormir y sentirnos mejor”.

Desconectarnos de las redes sociales

Algunas veces nos dejamos nublar la realidad, por las fotografías que vemos de nuestros contactos en las redes sociales, ver regalos de gente que tiene un estilo de vida con mayor poder económico que nosotros, regalos como autos, casas, objetos de lujos.

Si todo esto en realidad no nos interesa, deberíamos tomar un tiempo para lograr una desintoxicación digital y alejarnos de esos sitios por estas fechas.

Podríamos dejar de usar las redes sociales por todo el mes, o un poco menos.

Buckley dice: “Si te sientes bombardeado por la presión externa para gastar dinero, socializar y pasar un buen momento durante el período festivo, podrías considerar tomar un descanso de la tecnología y dedicar algo de tiempo cada día para hacer otras cosas que disfrutes como leer un libro o ver películas”.

Dedicar tiempo a nuestro cuidado personal

Si nuestra salud mental se ve afectada, uno de los sintomas más notorios, es el hecho de que descuidamos nuestro cuidado personal, empezamos a comer en exceso, o a dejar de realizar deporte. En fechas como navidad, es totalmente común encontrarnos en esta situación.

Botheridge dice: “Si no está programado, a menudo no sucede así que creo que necesitamos programar nuestro tiempo de inactividad y cuidado personal para asegurarnos de que sea nuestra prioridad. Varias veces al día, consulte con usted mismo y pregúntese: ¿cómo me estoy hablando en este momento?”.

Comer y beber con moderación

Siempre es importante tener moderación en nuestra dieta, pero esto es algo que cuesta bastante, sobre todo en una época en que hay bocadillos por todas partes, recordemos que debemos regular el azúcar y la sal, para no tener problemas en la salud.

Hill dice: “Por ejemplo, el exceso de azúcar puede tener un efecto notable en su salud mental y bienestar a corto y largo plazo.

“Y algunas personas beben para lidiar con el miedo o la soledad, pero el efecto es solo temporal. Es genial ponerse al día con amigos o colegas en el pub, pasar tiempo en buenas relaciones es esencial para una buena salud mental, pero conoce tus límites. Es importante mantener tu bienestar también”.